Trastorno de la conducta alimentaria

¿Se puede reducir el riesgo de tener un trastorno de la conducta alimentaria?

Hay diferentes factores de protección que pueden contribuir a reducir el riesgo de desarrollar un trastorno de la conducta alimentaria:

Factores individuales de protección:

  • Buena autoestima.
  • Imagen corporal positiva.
  • Pensamiento crítico en relación a las imágenes de los medios.
  • Bienestar emocional.
  • Buena adaptación escolar (rendimiento y relación con iguales).
  • Asertividad.
  • Buenas habilidades sociales.
  • Resolución de problemas y estrategias de afrontamiento.

Factores familiares de protección:

  • Pertenecer a una familia que no enfatiza demasiado el peso y el atractivo físico.
  • Realizar al menos una de las comidas principales en familia.

Factores socioculturales de protección:

  • Pertenecer a una cultura menos occidentalizada que acepta una variedad de formas y tamaños corporales.
  • Participar en deportes o en industria donde no hay énfasis en el atractivo físico o delgadez.
  • Relaciones de apoyo social donde el peso y la apariencia física no son motivo de gran preocupación.