Trastorno de la conducta alimentaria

¿Basta con realizar solo un tratamiento nutricional?

Rotundamente no. El abordaje dietético-nutricional es imprescindible pero también insuficiente. Los trastornos de la conducta alimentaria no son únicamente problemas nu­tricionales sino trastornos mentales con un componente nutricional destacado.

Si se centra la atención exclusivamente en la alimentación y nutrición, se puede perjudicar el proceso de recuperación, dado que es impres­cindible el enfoque multidisciplinar desde la salud mental