Señales de alarma de los trastornos de la conducta alimentaria

Algunos comportamientos o señales pueden hacer sospechar que hay un trastorno de la conducta alimentaria. Se debe estar alerta, pues si se diagnostica cuanto antes, la recuperación será más fácil y rápida.

Las señales de alarma relacionados con el inicio de un TCA son las siguientes:

Signos y síntomas físicos:

  • Pérdida de peso en poco tiempo sin conocer el origen.
  • Retraso en el crecimiento normal para su edad y peso.
  • Cambios de peso bruscos.
  • Trastornos menstruales, pérdida de la menstruación sin razón médica.
  • Descalcificación de los huesos (osteoporosis).
  • Hirsutismo o lanugo (vello fino, como en los bebés, en zonas donde no lo había y pérdida en la zona genital).
  • Mejillas hinchadas por provocarse el vómito (hipertrofia parotídea).
  • Anomalías dentarias (pérdida de la capa de esmalte, caries).
  • Callosidades en los nudillos de algún dedo de las manos.

Signos y síntomas psicológicos

  • Preocupación extrema por la figura, la dieta y el peso.
  • Comentarios despectivos sobre el propio cuerpo.
  • Distorsión severa de la imagen corporal.
  • Perfeccionismo e insatisfacción.
  • Inestabilidad emocional.
  • Aislamiento y preocupación excesiva por los estudios.
  • Irritabilidad.
  • Baja autoestima.
  • Impulsividad.
  • Aumento de la rigidez y la obsesión.

Signos y síntomas conductuales:

  • Dieta persistente aunque la persona esté muy delgada.
  • Cambio de hábitos alimenticios (volverse vegetariano o vegano).
  • Creciente interés por cocinar, por la ropa y las modas.
  • Desapariciones después de las comidas y encierros en el baño.
  • Tendencia a ocultar ciertas partes del cuerpo con la ropa.
  • Compra y consumo de productos para adelgazar.
  • Rituales extraños con la comida, como trocearla mucho.
  • Práctica de ejercicio físico excesivo.
  • Obsesión por pesarse continuamente.
  • Aislamiento social.